Devórame otra vez.



Hace muchos años leí varios libros de Gilles Lipovetzky, un filósofo y sociólogo francés. Me gustaban sus ideas y aprendí muchísimo de sus pensamientos.

En uno de sus libros, creo que era en El Imperio de lo Efímero, hablaba de cómo la sociedad, el establishment, necesita devorarse a lo diferente, a lo revolucionario. Ponía el ejemplo del punk y comentaba que: como movimiento, comenzó a desaparecer cuando las modelos, en las pasarelas, adoptaron las características propias del mismo.

Si pensamos un poco, no mucho, un poco, podemos descubrir que en nuestro país sucede eso a cada minuto. La mejor forma de detener la angustia que generan los diferentes es convertirlos en usuales. Tinelli es un gran ejemplo. Es muy común que lleve a su show de baile a personajes destacados en deportes, artes y otras actividades para ponerlas en su picadora de carne. Como si fueran aceitunas, consume lo que se puede digerir y luego escupe el carozo.

Y los invitados aceptan. Siempre por plata y soñando con un camino a la fama que, curiosamente, los ilusiona con más dinero.

Algunos quedan girando, con la mirada perdida, en el imaginario mundillo de “los famosos” y otros, regresan a sus actividades, que son en realidad las que los hicieron destacarse. Con suerte, pueden acomodase nuevamente.

En Vorterix, antes de mi partida, pude ser testigo de un intento de deglución.

Hablo de Santi Maratea.

La persona que Mario había puesto como Director Artístico y en realidad su utilidad era la de atajar los penales, había acercado a Maratea como el futuro de la radio.

Había indicios en él que claramente lo ubicaban en el lugar de “diferente”.

Tenía algo… pero sus incipientes incursiones forzadas en el programa matutino no lo dejaban bien parado. En la mesa del programa, debo confesar, lo mirábamos con desconfianza, pero no por temor, sino porque no veíamos en él lo que aparentemente veían otros.

Santi se mostraba siempre muy respetuoso, cauteloso, pero era un pez fuera del agua. Claramente no estaba en su hábitat natural. Era de otro palo y se notaba. Era un león que no debía ser llevado al circo. Yo creo que en ese entonces no se daba cuenta.

El intento por contar con sus seguidores como posible público cautivo de Vorterix y convertirlo en uno más del mundo radio no funcionó. O sea, se lo quisieron comer y escupir el carozo y no salió como deseaban.

A Maratea lo conozco más por sus intervenciones en redes. No recuerdo haber hablado con él alguna vez en la radio. Si lo hice, debe haber sido un cruce de palabras intrascendente en algún pasillo. Yo creo que es un tipo de una inteligencia poco frecuente, al menos para el universo en el cual se mueve. Conoce su poder, lo usa para su beneficio y la mejor parte es que también lo usa para ayudar a gente que lo necesita.

Yo no vi claramente lo que sucedía. El pibe no era de radio ni de tv…era de redes…y allí manda.

Él tiene un gran poder y, por lo que veo (que me imagino no es ni la punta del iceberg) ese poder lo usa con responsabilidad.

Una cosa me preocupa sobre sus acciones y es que un par de veces se ha dado la cara de frente contra el poder político. Puntualmente su colecta para comprar las camionetas para la comunidad Wichi Misión Chaqueña y lo de los deportistas de elite que pudieron viajar al sudamericano en Ecuador con su asistencia, ha dejado en evidencia un sistema que, como mínimo, es dudoso.

Y a veces el poder político te hace pagar cuando vas contra él. Sobre todo si los dejás en posición adelantada.

Estoy seguro que esto que escribo, Maratea y los suyos ya lo saben. También es cierto que hoy, un tipo con esa llegada en redes puede desactivar en 15 minutos cualquier opereta que le armen. Aun así…hasta los leones más feroces e inteligentes pueden ser cazados.

Como a los punks devorados que mencionaba Lipovetzky en su libro, antes de que suceda y los perdamos para siempre entre las luces amigables del famosismo, a los Santis Marateas hay que prestarles atención y ayudarlos en sus cruzadas, siempre y cuando uno esté de acuerdo. Nunca un cheque en blanco.

Si ayuda, si emprende cruzadas complicadas a favor de causas nobles, allí estaré con lo que pueda. Quizás mañana alguien lo acuse de matar gatitos bebes. Lo que voy a hacer es estar atento a como se suceden los hechos, antes de tomar postura, porque claramente ha metido dedos en lugares donde no da el sol.

Entradas Recientes

Ver todo

Se tenía que decir...

Mi paso por Rock and Pop y luego Vorterix me ha llenado de vivencias. Buenas y malas. Muchas, aún hoy, siguen allí…generando alegrías o broncas. Un alto porcentaje de las cosas que vi y viví me las ll

guille%206%20_edited.jpg

Guillermo Hernández

Suscribite y recibí todo.

  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook