Quema Platada.



Uno de los momentos más complicados que tuve que vivir al aire en Cuál es?...al menos así lo recuerdo (durísimo), fue cuando Mario o su empresa, (no recuerdo bien si era una apuesta personal o empresarial), había puesto guita en la película Plata Quemada de Marcelo Piñeyro.

Para el día del estreno vino al piso el director y dos de sus actores principales: Eduardo Noriega y Leonardo Sbaraglia.

Me quería matar.

Mi primera reacción fue intentar fingir demencia….o no hacer la crítica…o dejarla para otro día, quizás la semana próxima…en realidad la situación fue de una incomodidad terrible.

Yo no consideraba que la película tuviera muchos valores. Mi comentario no sería muy generoso y justo ese jueves se estrenaba 76 89 03 de Nardini y Bernard que me gustaba muchísimo más.

El clima era hermoso. Todos se cagaban de risa de la situación. Lo que flotaba en el aire era el famoso “a ver si tenés huevos”.

Yo me sentía entre la espada y la pared.

Cuando llegaron los invitados salí del estudio y saludé afectuosamente a Marcelo, a Leo con quien siempre tuve muy buena onda y a Eduardo a quien había conocido para el estreno de Tesis.

Volví a entrar y le dije a Mario que quizás no estaba bueno hacer la crítica frente al director y los actores…y con la respuesta, plagada de cinismo, hizo referencia a mi falta de valor para enfrentar el momento.

Y la verdad es que fue como una tocada de culo.

Bueno…todos quieren ver si tengo huevos…ok, vamos al aire.

En el estudio estábamos de la Puente, MP y yo…detrás del vidrio de producción Piñeyro, Noriega y Sbaraglia mirando hacia adentro esperando mi critica.

Y llegó el momento.


Transpiraba como si hubiera corrido una maratón. Al menos creo que transpiraría así si la corriera, pero nunca pasé de unos humildes 10 km.

Cuando escucho la apertura de mi sección respiro hondo y cuando se abre el mic me largo a hablar y decir lo que pensaba.

Las caras…la de Mario….la de Piñeyro…la de Noriega…el único que se cagaba de risa era Leo…que creo que sabía que lo que yo opinaba no era muy errado.

Plata Quemada no era una mala película. Era Correcta…con buenas actuaciones y con un desenlace previsible.

76 89 03 era otra cosa…era la revolución…la provocación…lo nuevo… lo sorprendente.

Cuando terminé me fui del estudio silbando bajito y esquivando a todo el mundo.

Escurrí mi remera y me escondí debajo de una baldosa…

Al finalizar la nota vino la asistente del productor a decirme que mejor me fuese a casa.

Y partí. Re cagado. Rezando que no termine allí, con un acto heroico insignificante, mi carrera en radio.

Desaparecí durante una semana y al jueves siguiente llegué como si nada a hacer mi trabajo.

Los que me querían un poco vinieron a palmearme la espalda, los otros trataban de meterme miedo sobre que el lobo me iba a comer.

En fin…

Todo siguió de manera normal y me alegré que el tornado no me llevara puesto.

Obvio que hubo un poco de caras de orto durante un tiempo, pero creo que Mario tenía bastante respeto por quienes podían plantarse.

En el fondo, aunque no lo admitiera, creo que valoró lo que dije. Con el tiempo me di cuenta que fue así. Note siempre el enorme desprecio que manifestaba por los que se arrastraban.




Entradas Recientes

Ver todo

Se tenía que decir...

Mi paso por Rock and Pop y luego Vorterix me ha llenado de vivencias. Buenas y malas. Muchas, aún hoy, siguen allí…generando alegrías o broncas. Un alto porcentaje de las cosas que vi y viví me las ll

Guillermo Hernández

Suscribite y recibí todo.

  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook