Reabren los cines.


Straw hats

La primera película que vi en la oscuridad de una sala de cine fue “Carne” de Isabel Sarli. Esos hechos, la sala oscura, el poder del sonido y por supuesto, La Coca Sarli, cambiaron mi vida para siempre. Nada, ni el living oscurecido de mi casa frente a la tv, ni la lectura de un libro atrapante, ni el poder de mi imaginación, pudieron eclipsar el religioso hecho de asistir a una función de cine.

Pasaron los años y siempre viví como un acto de fe la ceremonia de elegir un título, comprar mi ticket y sentarme bien atrás, para disfrutar de ese momento mágico llamado película.

Ya fuese en salas húmedas, lúgubres y malolientes o complejos luminosos y resplandecientes, siempre, la oscuridad, el silencio y el respeto hacia la obra, fueron mi norte.

Amo ir al cine. Tan fuerte como es ese amor por ver películas, es mi rechazo a la gente ruidosa que come pochoclo, generando un mar de sonidos casi obscenos, durante la proyección…en fin, todo no se puede. Es por eso que suelo asistir solito a las primeras funciones, cerca del mediodía.

A principios del 2020 supimos que algo pasaba con un virus en China. Lo vimos lejos y nos dijeron que quizás no llegaría a nuestro país. Al poco tiempo estábamos encerrados, angustiados y con miedo. Muy apocalíptico todo. Y se cerró todo lo que tuviera que ver con mucha gente junta. Obviamente los cines marcharon en primera fila. El resto, aun lo que sucede mientras escribo éstas líneas, es parte de la historia que todos conocemos. Hoy, con una inocultable alegría, podemos brindar por la apertura gradual y con muchos cuidados de las salas de cine en Argentina.


Algo hermoso regresa. Ojalá nada vuelva a quitarnos ese goce personal de poder ver una hermosa obra cinematográfica en la penumbra, junto a otras almas que aman igual yo eso que llamamos películas.


Entradas Recientes

Ver todo

Se tenía que decir...

Mi paso por Rock and Pop y luego Vorterix me ha llenado de vivencias. Buenas y malas. Muchas, aún hoy, siguen allí…generando alegrías o broncas. Un alto porcentaje de las cosas que vi y viví me las ll

Guillermo Hernández

Suscribite y recibí todo.

  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook