Un Final Infeliz.


Terminó Invencible.

La primera temporada, tiene confirmadas dos más. De todo lo que vengo consumiendo, es lo que más me ha sorprendido.

Yo busco material para reseñar constantemente y muy de vez en cuando encuentro algo inesperado que me atrapa fuerte. Invencible logró eso, engancharme desde el minuto uno.

El hecho de estar basada en un comic del autor de The Walking Dead, Robert Kirkman, en mi caso, fue una gran luz verde para entrarle sin dudar.

El gancho para caer en sus redes se encuentra en el final del primer episodio. Allí existe un hecho puntual que cambia la percepción de todo lo que nos venían proponiendo. De ahí en más, resulta casi inmoral no querer saber qué es lo que sucede con Omni-Man.

Y la locura se magnifica con el brutal final de temporada.

Estas líneas tienen como objeto expresar un temor que me habita desde que he visto el último episodio.

Muchos comentarios que he leído tienen su eje en lo gore de la serie.

Yo considero que está entre las mejores tiras de superhéroes que he visto.

¿Tanto? Sí, así es. No exagero. Al menos quien escribe, o sea yo, piensa eso (aclaro antes de que salten los lobos a aullarme en las orejas).

Invencible tiene algo que contar y eso no es un tema menor cuando de universos fantásticos se trata.

Es cierto que la violencia está en primer plano durante casi toda la serie y eso ha sido un poco el sello que identifica a la tira.

El conflicto central entre padre e hijo, anclado en parte en lo sentimental, nos ha permitido la continuidad hacia nuevas temporadas, pero es muy interesante la presentación y crecimiento de otros personajes, “más humanos”, que le dan frescura y calidez a la serie.

El temor que mencionaba más arriba tiene que ver con la idea de que se hayan enamorado de lo gore y se abuse de esa violencia, pero creo que hay varias historias paralelas que van a permitir avanzar en lo nuevo.

A sedar la ansiedad y armarse de paciencia hasta que lleguen los nuevos episodios, que tengo entendido que ya están en plena producción.

G





Guillermo Hernández

Suscribite y recibí todo.

  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook